Toda empresa necesita decidir…. caso kassani

En la industria nacional del mueble, resulta indudable la importancia que tiene una empresa como Kassani. Como diseñadores conocemos la empresa no sólo por ser una de las líderes en el mercado, sino por los factores de diferenciación como marca. Esta idea de una empresa diferente en el panorama del mueble se confirma con la visita a su planta ubicada en Bogotá D.C.

Una rápida mirada a las instalaciones permite deducir el valor que la empresa otorga a sus productos. Además de diferentes showroom dispuestos por el lugar, las personas que trabajan en la compañía parecen ver el producto de una manera diferente, el showroom no es sólo un espacio para la exhibición de piezas-trofeo, son espacios donde el usuario interactúa con el producto, y donde además se pueden encontrar errores de la compañía, bien sea en diseño, producción o decisiones de mercado. Esta constante presencia del producto en las instalaciones genera lo que denominamos el ambiente kassani: un espacio donde el producto es factible de ser mejorado y el error es un motor de reflexión, es un espacio para el mejoramiento continuo.

Este mejoramiento continuo ha permitido a la empresa obtener reconocimientos a la calidad de sus productos y al tiempo, hacer de la política de calidad su modus operandi, palpable en un diseño confiable, una entrega oportuna y segura y un servicio post venta altamente efectivo. Llama la atención que dentro de las políticas de la empresa ésta reconoce dos tipos de cliente (bajo la perspectiva de mantener un cliente satisfecho) el cliente interno y el externo. Esto permite incluso al interior de la compañía establecer requerimientos de mercado para generar la mayor cantidad posible de personas satisfechas alrededor del producto.

Esta visión permite involucrar los intereses de todas las partes que mueven la compañía, accionistas, directores, operarios, proveedores y usuarios finales, en miras de un producto que realmente satisfaga a quien lo recibe en cada parte del proceso. Integrar las distintas miradas permite a kassani trazar planes estratégicos acordes a las dinámicas del mercado y lo suficientemente flexibles para generar un sistema productivo a prueba de fallas, donde la estructura empresarial se mueve constantemente para usar posibles errores como herramientas de mejoramiento.

Desde su entrada en el mercado en 1984, kassani llevó una nueva propuesta en cuanto a espacios de trabajo incursionando en Colombia con el concepto de home office. Sin embargo, con el tiempo la empresa se consolidó en el diseño, producción y comercialización de sillas y desarrollos de espacio para oficina, lo que le permitió ponerse en contacto con proveedores locales potencializando maquinarias y técnicas en pro de un producto novedoso y de alto valor agregado. Dentro de las mismas dinámicas empresariales, la empresa generó redes internacionales para la comercialización de producto europeo en el sector en el cual estaba inscrita a nivel nacional.

Esto lleva a que la empresa en la actualidad importa el 70 % de su producción entre producto terminado y partes que son ensambladas en Colombia, en este panorama, la tercerización de ciertos procesos permitió a kassani concentrarse en su producto real en lugar de intentar mantener el control de todas las fases, este control deja de ser de la empresa en cuanto no es la dueña de los medios de producción, sin embargo dadas las políticas de calidad, los productos que entran y salen de la planta cumplen con la visión normativa y empresarial kassani. Entre sus proveedores nacionales se cuentan: Hilar, Lafayette, Espumas S.A., y Spring. El procesamiento de tubos y ensamblaje de partes se realiza en la fábrica, de la misma manera que los prototipados propuestos desde el departamento de diseño. La diversificación de su producto encuentra básicamente cuatro nichos: oficina, educación, hostelería y colectividades. Cada una con productos determinados por una cuidadosa revisión de las dinámicas sociales en dichos espacios, hechas por observadores directos del departamento de diseño.

La dirección comercial, encargada en buena medida de regular la aparición de la compañía en el mercado, ha realizado una adaptación o “criollización” como ellos mismos definen la transculturización de conceptos del modelo norteamericano y del eurpeo en cuanto a los sistemas de trabajo con el fin de generar los conceptos guías para las líneas de diseño. El estudio de las dinámicas organizacionales son las que arrojan el producto kassani. De acuerdo a Carlos Osorio, director comercial de la compañía hay tres modelos fundamentales a tener en cuenta: el americano piramidal, el europeo plano, y el asiático circular. Estos modelos nos han afectado en mayor o menor medida de acuerdo a las zonas de influencia que por posicionamiento geográfico y empatía cultural podemos tener, es el caso colombiano con los EEUU, donde la cercanía geográfica relativa junto con la influencia cultural resultado de la fortaleza económica han permitido que las ideas organizacionales calen más profundamente que por ejemplo las europeas o las asiáticas. Kassani propende por un modelo de tipo plano como el europeo, sin embargo, insiste en que nuestra cultura está altamente influenciada por el modelo estadounidense de tipo piramidal que afecta la disposición de los entornos de trabajo, sin embargo vale la pena parar en este punto a analizar unas cuantas realidades asociadas a esta concepción.

Si bien el modelo colombiano de trabajo resulta marcadamente jerárquico y piramidal, no necesariamente es resultado del contacto norteamericano (que de otra parte ha cambiado en los últimos años intentando aproximarse a un punto medio entre el asiático y el europeo con algunas comodidades tecnológicas propias de la cultura norteamericana como calefacción y aire acondicionado), remontarse a la historia de las dinámicas y los muebles de despacho y oficinas da luces en cuanto a los orígenes de nuestras dinámicas, y evidentemente aspectos de carácter colonial se hacen evidentes en nuestras dinámicas culturales y nuestras expectativas en cuanto a un ambiente de trabajo. Consideramos que es eso lo que ha evolucionado en los últimos años y que empresas como kassani han cumplido su función al traer nuevos conceptos a dinámicas fuertemente ancladas en la sociedad.

Las relaciones que marcan estos espacios parecen igualmente estar marcadas por diversos tipos de dinámicas: en cuanto a mobiliario kassani asume que priman las dinámicas económicas y financieras, en espacios virtuales deben ser tenidas en cuenta dinámicas de tipo financiero y tecnológico y en espacios colaborativos: las dinámicas de socialización. De esta manera, los observadores de la compañía se enfocan en éstas dinámicas de acuerdo al producto que el mercado solicita, sin embargo kasanni, (que ya apostó una vez por producto diferenciado y que inicialmente se hubiera pensado con poca aceptación en el mercado dados los costos iniciales), parece dubitativo en cuanto a tomar la delantera en generación de espacios encaminados al trabajo colaborativo.

Indudablemente la compañía reconoce la existencia del nicho para espacios de trabajo colaborativo, y tiene claro que debe intervenirlo desde las dinámicas de socialización, sin embargo se enreda en la trampa de las dinámicas económicas y financieras entendidas desde otros nichos y su propia experiencia con en un pasado dominado por el producto como objeto, por eso se congela ante la idea de generar espacios que podrían nuevamente ponerla como factor diferenciador en el mercado.

Dado que muchas compañías han comenzado a asumir los mismos factores estéticos que le dieron valor agregado a kassani, la compañía necesita moverse rápido, y apostarle a los nuevos factores diferenciadores o sencillamente terminará estancada en un espacio donde la inversión se concibe en términos estrictamente comerciales, contrario al pensamiento de los nuevos y potenciales clientes de la compañía donde hay procesos sociales que se comienzan a ver como inversión. A medida que el pensamiento evoluciona, las personas quieren identificarse con los productos que consumen, y esta es una apuesta que una compañía como kassani tiene posibilidades de asumir, tiene una estructura montada en calidad, compromiso y  tiene reconocimiento, al tiempo que se encuentra en procesos de mejoramiento en aspectos adicionales, el panorama está puesto y la compañía debe asumir que rumbo tomar.

Anuncios

Acerca de mobiliariun

Escuela de Diseño Industrial Universidad Nacional de Colombia
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s